miércoles, 23 de marzo de 2016

Porque viajo tanto? Un post de esos..interesantes!


Hola Bambinas!

Como estáis pasando la Semana Santa? Yo genial, relax en la playita como habéis visto en mi Instagram, no se que tiene el mar que cura casi todos mis males.
Pero también está siendo una Semana Santa rara, algunas de las personas mas importantes de mi vida con las que compartía estas vacaciones no están cerca.

Y eso me hace estar melancólica y pensativa con un montón de aspectos  de mi vida, cuando tomas depende que decisiones te cuesta un tiempo hacerte a ellas, a la situación en la que estás debido a la toma de esas decisiones, hablo de amor, trabajo, sentimientos, mas trabajo...

Pero bueno, he tomado otra decisión importante y es la de hacer un viaje con dos amigas, un viaje que nos llevará lejos un par de semanas y que pienso exprimir al máximo, un viaje en el que aprender un montón de cosas, una autentica experiencia.
Un viaje que estaba planeado para septiembre pero que no podíamos dejar pasar la oferta que nos hicieron. 
Asi que a mediados de abril estaré ausente un par de semanitas y por eso estos día están siendo frenéticos en cuanto a dejar preparado todo en el blog para que esto siga funcionando y lo mas importante, dejar todo preparado en el trabajo ya que nada mas llegar empieza mi temporada fuerte de trabajo, llegaré llena de energía!
Y de energía para afrontarlo todo, todo, todo!!

Y quería dejaros este post con los que seguro muchos os identificareis.

http://www.huffingtonpost.es/gloria-atanmo/permitirse-viajar_b_9416568.HTML

Dejad de preguntarme cómo puedo permitirme viajar tanto.

Cuando alguien me pregunta cómo me puedo permitir viajar tanto, tengo que aguantarme las ganas de responder "pues vendiendo Nutella al peso y dejando de pagar algunas facturas". La gente se cree que hay algún tipo de fórmula mágica. Algo que nos da a todos las mismas oportunidades de ver el mundo.
Pero que tengamos las mismas oportunidades no significa que tengamos la misma disposición o la misma cabezonería para querer viajar.
¿Qué pasaría si te dijera que muere un gatito cada vez que preguntas a alguien cómo se puede permitir viajar tanto? ¿Qué sentirías si supieras que hay un cementerio lleno de gatitos y que tú has cavado sus tumbas por culpa de la curiosidad?
Vergüenza, diría yo.
Pregunta a cualquier persona que viaje, o a un bloguero de viajes, qué opina de esta pregunta. Te garantizo que hay una probabilidad del 99% de que te diga lo mismo que yo.
Permíteme hacer una introducción diciendo que muchos buenos amigos y desconocidos me han hecho esta pregunta y que no guardo rencor a nadie. He respondido de buena gana mil veces, pero hay algo que no tenéis en cuenta cuando le preguntáis a alguien cómo es capaz de permitirse tanto viaje. Lo voy a explicar en tres apartados.

Problema n.º 1: Insinúas que viajar es caro de por sí.
Ya he dicho esto antes y lo diré otra vez: Viajar es caro cuando buscas lo más cómodo. Cuando reservas un vuelo un día en concreto, sin escalas, en primera clase y con bebidas incluidas, estás pagando para tener lo que más se adapta a ti. Suena fantástico, pero si puedes encajar en tu apretada agenda coger un vuelo comercial el día más barato de la semana (los martes), ¡reserva ese vuelo!
Entiendo que, teniendo dos semanas de vacaciones de media, uno no se puede adaptar tanto.
Soy muy sincera y siempre digo que vivir y trabajar en el extranjero durante un tiempo prolongado es la mejor manera de permitirse viajar más, he escrito artículos sobre eso en este blog.
Si vives en Europa, tienes acceso a aerolíneas low cost, a líneas de tren que cruzan países, a autobuses internacionales y a muchos medios de transporte más que te proporcionan múltiples opciones baratas para poder viajar. Por ejemplo, viajar desde Barcelona para recorrer la riviera francesa (parando en Montpellier, Marsella, Saint-Tropez, Niza y Mónaco) me costó menos de 100 euros. No es broma. Menos de 100 euros gracias a mis aplicaciones favoritas de viajes que me ayudan a ahorrar, sobre las que escribí este artículo.
       
Problema n.º 2: Insinúas que eres demasiado vago como para investigar.
Si buscas en Google "cómo viajar barato", aparecerán casi 9 millones de resultados. Aun así, no sé cómo, me he convertido en un cuadro de búsqueda y la gente me pregunta cosas como "¿qué países están cerca de España?". ¿Es que Google me funciona a mí más rápido que a los demás? No lo entiendo.
Me encanta ayudar a viajar a la gente, pero después de que ellos hayan investigado y me hagan preguntas más específicas. Todos salimos ganando.
No he conseguido llegar hasta donde estoy ahora enviando e-mails a blogueros de viajes o a autónomos con preguntas como "¿cómo puedo llegar a donde tú has llegado?". Es una pregunta realmente imprecisa y las circunstancias de cada persona son muy distintas. Mi vida no es igual que la tuya o la suya.
Entiendo que quieras conocer una anécdota personal de alguien conocido o al que sigues, pero investigar un poco antes ayuda muchísimo. La persona que recibe las preguntas no responderá antes, sino que también podrá abordar tu pregunta de una manera que te beneficie más. Al tener una idea general de las oportunidades que tienen y de los caminos que siguen las personas que viajan, se pueden hacer preguntas más adecuadas: "¿Recomiendas algún programa educativo en concreto?", "¿en qué ahorraste más?" o incluso "qué fue lo primero que hiciste para empezar a viajar?". Estas preguntas son mucho más fáciles, sencillas y, sinceramente, más divertidas de responder.

Problema n.º 3: Menosprecias tu capacidad de administrar tus gastos, de abrir una cuenta nueva para los ahorros y de repartir bien el dinero.
Piensa en las cosas que te gusta hacer y en las cosas a las que destinas gran parte de tus ahorros. Cuando digo gran parte, voy a coger el precio medio de un vuelo que salga de Barcelona en temporada alta, así que hablo de entre 30 y 70 euros, aproximadamente.
Imagina que empezara a hacer preguntas a la gente sobre aquellas cosas que les apasionan o en las que se gastaran dinero de la misma manera que la gente me las hace a mí:
  • - "¿Cómo te puedes permitir hacerte las uñas todas las semanas? ¡Ojalá pudiera hacerlo yo también!"

  • - "¿Cómo puedes permitirte comprar entradas para ver el Madrid-Barça? ¡Qué suerte tienes!"

  • - "¿Me puedes contar otra vez cómo te has podido comprar ese reloj de Michael Kors? Enséñame cómo lo haces, por favor. ¡Ojalá pudiera tener tu vida!"

  • - "Pero ¿cómo puedes permitirte comer en restaurantes todos los días? ¿Cuánto has tenido que ahorrar para hacerlo?"

  • - "Una pregunta: ¿cómo haces para comprar café en Starbucks todos los días? ¿Tus padres te ayudan a pagar todo?"

  • Son gastos corrientes que se llevan a cabo a menudo y, aun así, nadie los cuestiona. Simplemente es la manera en la que has elegido gastar tu dinero. Entonces ¿por qué gastarse el dinero en viajes es diferente?
    No hay ninguna fórmula mágica. Sólo hay que buscar, tener ganas y fuerza de voluntad.
    ¿Por qué he querido escribir este post? Porque quiero que entendáis que hay muchas maneras de conseguir viajar si realmente se quiere. Sé que nuestra generación basa su vida en obtener satisfacciones instantáneas y en mandar un corto e-mail a una bloguera de viajes esperando que conteste en una semana explicándonos cuáles son sus secretos, pero me temo que no es tan fácil como eso


    Un besazo!!



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario